No es un delito difundir rumores en las redes sociales en México

Redes sociales

Redes sociales

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Tuiteros sin tapujos


MÉXICO - La Suprema Corte de México determinó que no es un delito difundir rumores que generen perturbación pública a través de redes sociales, con relación a la impugnación presentada por el caso de dos cibernautas que fueron procesados en el estado oriental de Veracruz.

¿Estás de acuerdo con esta decisión de la Suprema Corte de México? Opina en los Foros.

Por amplia mayoría, los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvieron que el artículo 373 del Código Penal de Veracruz "viola las garantías constitucionales de libre expresión, derecho a la información y exacta aplicación de la ley penal".

En agosto de 2011, dos mexicanos fueron acusados de terrorismo y sabotaje por haber difundido rumores falsos en las redes sociales sobre ataques de narcotraficantes a escuelas públicas de Veracruz, lo que provocó pánico entre los padres de familia de ese estado, recordó la agencia Efe.

Las presiones de organismos como Amnistía Internacional lograron que se les cambiara la acusación por la de "perturbación del orden público", lo que les redujo la pena de cárcel de 30 a cuatro años y libertad bajo fianza.

Las sanciones

No obstante, el Gobierno de ese estado modificó al artículo 373 de su Código Penal para castigar hasta con cuatro años de prisión específicamente a quienes promuevan en redes sociales rumores sobre la existencia de aparatos explosivos o de ataques con armas de fuego o substancias químicas, biológicas o tóxicas.

Ello obligó a el defensor del pueblo de Veracruz a argumentar la inconstitucionalidad de este artículo ante la SCJN, que hoy emitió su criterio al respecto.

El ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo señaló que en el citado artículo se dejaba a discreción de la autoridad el presunto dolo en la difusión de información equivocada, por lo que una equivocación podía ser castigada como delito por parte de las autoridades ministeriales de Veracruz, en declaraciones a la agencia Notimex.

Detenidos en la Ciudad de México

En septiembre del 2012 cinco personas fueron detenidas bajo la acusación de que difundieron rumores sobre disturbios en el oriente de la zona urbana de la Ciudad de México.

Los supuestos rumores propagados por los cinco detenidos habrían contribuido al pánico suscitado durante el fin de semana en las delegaciones Iztapalapa e Iztacalco de la Ciudad de México ante supuestas agresiones y actos de vandalismo.

El fenómeno se originó tras los  disturbios protagonizados por integrantes de la organización agraria Antorcha Campesina en el municipio de San Vicente Chicoloapan, en el vecino Estado de México, hechos que propiciaron temores de incidentes similares en Ciudad Nezahualcóyotl y Ecatepec, municipios colindantes con Iztapalapa.

La información que las autoridades brindaron fue que los detenidos no estaban vinculados a grupos criminales u organizaciones sociales.

Los detenidos fueoron liberados horas después bajo el argumento de que los delitos que les eran imputados no eran graves.