Denuncian arrestos de inmigrantes en Cortes de California

Inmigrantes arrestados

En agosto de 2011 ICE hizo pública su intención de aplazar por tiempo indefinido la deportación de ciertos inmigrantes sin autorización para estar en el país, que tengan orden de deportación vigente y que carezcan de antecedentes penales.

- Getty Images

Agentes de ICE piden papeles a personas que acuden a pagar multas de tráfico o contraer matrimonio


Una nueva modalidad de arrestos preocupa a la comunidad inmigrante en California. Agentes de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) están deteniendo a personas que acuden a pagar multas de tránsito o que contraen matrimonios, denunció la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

En un comunicado, ACLU contó el caso del inmigrante Sergio Villatoro, quien acudió a pagar una multa de tráfico a una corte en el condado de Kern en Lamont, California, cuando agentes de ICE bloquearon las entradas y salidas del recinto.

La denuncia agrega que a Villatoro y a otras cinco personas los agentes no les pidieron pruebas para establecer sus identidades ni si contaban con permiso de permanencia legal en Estados Unidos, sino que fueron arrestados por ser indocumentados.

En otro caso, Gurvinder Singh, originario de India, estaba a punto de casarse en septiembre del año 2012 cuando fue arrestado por agentes de ICE.

Una tercera denuncia señala que el inmigrante Héctor Esquivel Chávez, de 19 años, hace tres semanas se presentó en la corte municipal de Bakersfield, en el condado de Kern, California, a pagar una multa de tráfico junto a su esposa y una niña de dos años. Y que antes de hacer el pago por una infracción de tránsito, agentes de ICE le pidieron sus papeles y lo cuestionaron sobre su estatus migratorio.

Carta de ACLU

El abogado de la ACLU Michael Kaufman, de la oficina en el Sur de California, envió una carta pidiendo a ICE que explique e investigue estas y otras denuncias que van en contra de la política interna de la agencia.

"Pudimos documentar bien cuatro de estos casos, pero no son los únicos de los que hemos recibido denuncias", dijo Kauffman este jueves en una entrevista reportada por el diario La Opinión de Los Angeles. "Hace meses, casi un año que empezamos a escuchar de esto, pero hace poco que el ritmo empezó a aumentar".

En agosto de 2011 ICE hizo pública su intención de aplazar por tiempo indefinido la deportación de ciertos inmigrantes sin autorización para estar en el país, que tengan orden de deportación vigente y que carezcan de antecedentes penales, quienes podrán tener la posibilidad de solicitar un permiso de trabajo siempre y cuando cumplan con una serie de otros requisitos.

El gobierno también advirtió que la medida era discrecional, afecta o impacta a aproximadamente 300 mil indocumentados en proceso de deportación y que cada caso será revisado minuciosamente por las Cortes de Inmigración.

En agosto de este año se conoció otro memorando interno de ICE, firmado por el director interino de la agencia, John Sanweg, donde le pide a los agentes que toman decisiones que eviten alejar a los detenidos del área donde están sus hijos, facilitar el acceso a procesos de corte de custodia y determinar si pueden ser puestos en libertad vigilada cuando los hijos no tienen a nadie quien los cuide o vele por ellos.

Medida discrecional

El abogado Ezequiel Hernández advirtió que “lo malo de esta política es que depende del criterio de los agentes el emplearla”.

Chávez, agregó ACLU, fue deportado luego de que los agentes "lo presionaron a firmar su deportación voluntaria". Agregó que el inmigrante hubiera podido permanecer en este país bajo el programa de Acción Diferida, en vigor desde el 15 agosto del año pasado y que beneficia a 1.7 millones de jóvenes sin papeles que se co nocen como dreamers.

"Estas son personas que están tratando de seguir la ley y no representan ninguna amenaza para el país", dijo Kauffman.

La denuncia de ACLU detalla que "los agentes llegaron al tribunal a arrestar a una persona específica que estaba presente en la corte, pero luego de hacerlo procedieron a arrestar a todos los demás latinos que estaban presentes esperando para pagar infracciones".

Kauffman dijo temer que es posible que esto no esté ocurriendo sólo en el condado de Kern e indicó que han recibido denuncias similares del área de Santa Clarita.

La Opinión dijo que Kaufman pidió que ICE “investigue y vea si los agentes de a pie están cumpliendo sus políticas, ya que sabemos que según los memos emitidos por el director de ICE, no se supone que deban realizar redadas en sitios 'delicados' como tribunales, una política que desincentiva a los inmigrantes cumplir y colaborar con las leyes del país".

Durante el año fiscal 2012 ICE deportó a 409,849 extranjeros de los cuales, aseguró, 55% (225,390) fueron declarados culpables de cometer faltas criminales graves y menores.

Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), America’s Voice y el Foro Nacional de Inmigración (NIF), entre otros, reiteraron que entre seis a siete de cada 10 expulsados por el gobierno no tenían antecedentes criminales serios que pusieran en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos.

Durante el año fiscal 2011 la cifra alcanzó los 396,906 con un average de 33,330 expulsados por mes.