Latinos con poder y mando internacional

Latinos con poder

El Secretario General de la OCDE, el mexicano José Ángel Gurría, asiste a la presentación del informe "Estrategias nacionales de los países miembros del G20 para la Educación Financiera" en San Petersburgo (Rusia) el 5 de septiembre de 2013.

- EFE

Latinos con poder

La costarricense Christiana Figueres Olsen es una de las voces más autorizadas del mundo para hablar del cambio climático. La imagen del 4 de diciembre de 2012, durante su intervención en Cumbre de las ONU Sobre Cambio Climático

- EFE

Latinos con poder

Fotografía de archivo, del 11/04/2013, de la economista costarricense Rebeca Grynspan, que será la nueva secretaria general iberoamericana. 

- EFE

Latinos con poder

Imagen de archivo fechada en Lima en 2000, del exsecretario de la ONU Javier Pérez de Cuellar, uno de los latinos que ha llegado más alto en los organismos internacionales.

- EFE

Latinos con poder

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, en una foto de archivo fechada en Ginebra el 9 de septiembre de  2013.

- EFE

Latinos con poder

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, durante una entrevista con Efe en Granada (España), el 5 de abril de 2013.


- EFE

Por Juan A Medina

En suelo latinoamericano han nacido el actual Papa, la reina de Holanda, el mejor futbolista del momento, la mujer más guapa y uno de los hombres más ricos en la actualidad, pero además, un ramillete de personajes ocupan importantes puestos en organismos internacionales. La influencia latina crece sin parar…

Destacados

-- Bajo el recuerdo del peruano Javier Pérez de Cuellar, secretario general de la ONU de 1981 a 1991, muchos otros latinos están alcanzando puestos de muy alto nivel.

-- El actual director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC) es el brasileño Roberto Azevedo, mientras que su compatriota,  José Graziano da Silva, es director general de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

-- La costarricense Christiana Figueres  es la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).

El primer año de pontificado de Jorge Mario Bergoglio, el primer papa latinoamericano de la historia, no ha pasado indiferente para nadie, ni para los cristianos ni para la comunidad no creyente aunque, si el papado de Francisco ha dejado un mensaje claro, es que lo latino está en auge, y ya son varios los personajes que están asomando la cabeza en importantes puestos internacionales.

Al margen de Máxima Zorreguieta, reina de Holanda; de Lionel Messi, para la mayoría el mejor futbolista del momento; de la venezolana Gabriela Isler, Miss Universo 2013; o la influencia de Carlos Slim, considerado por la revista “Forbes” como uno de los hombres más rico.

Pero más allá de estos influyentes y sobresalientes latinos, y bajo el recuerdo del peruano Javier Pérez de Cuellar, secretario general de la ONU de 1981 a 1991, muchos otros están alcanzando puestos de muy alto nivel.

 Es el caso del brasileño Roberto Carvalho Azevedo, actual director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que tomó posesión de su cargo el pasado 1 de septiembre por un período de cuatro años, tras vencer en el proceso de selección al exministro de Industria y Comercio de México, Herminio Blanco.

Azevedo,  de 55 años, ha desempeñado distintas funciones para el gobierno brasileño y ha desarrollado importantes tareas en la ONU y en el OMC. Casado con Maria Farani Azevedo, embajadora de Brasil ante la ONU en Ginebra, uno de sus primeros logros como director general de la OMC ha sido desbloquear la Ronda de Doha, estancada desde 2008, que permite avanzar en la liberalización del comercio internacional.

El también brasileño José Graziano da Silva, aunque nacido en Urbana (Illinois, Estados Unidos) en 1949, ha ido escalando peldaños hasta ser nombrado  director general de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 2011.

Figueres y el cambio climático

Graziano, quien fue ministro durante el Gobierno de Lula da Silva y que puso en marcha el programa "hambre cero", ha insistido durante su mandato que "un mundo sostenible no solo requiere que la producción sea sostenible, sino que el consumo también lo sea".

El mexicano José Ángel Gurría también cuenta con una dilatada experiencia en su puesto de secretario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cargo que ocupa desde 2005 y que renovó en 2011 por un período de cinco años.

Creado en 1961, la OCDE es una entidad intergubernamental en tanto que agrupa estados de distintos continentes, cuyos objetivos se materializan en fomentar la cohesión y el desarrollo económico. Además de la secretaria general de la OCDE, Gurría (Tampico, México, 1950) también es miembro de la junta directiva del Foro Económico Mundial (FEM).

La costarricense Christiana Figueres Olsen (San José, 1956) es una de las voces más autorizadas del mundo para hablar del cambio climático. Desde 2010 ocupa la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), que tiene su sede en Bonn (Alemania).

Desde su nombramiento, Figueres ha insistido en la cercanía del año 2015,  fecha en la que los gobiernos de todo el mundo se han comprometido a suscribir un nuevo acuerdo internacional para restringir la emisión de gases de efecto invernadero, y para ayudar a los países más pobres y vulnerables a adaptarse al cambio climático.

Christiana Figueres es hija del expresidente costarricense José María Figueres Ferrer, en tres períodos distintos el último entre 1970 y 1974, y hermana del también expresidente del país, José María Figueres Olsen, que estuvo en el cargo entre 1994 y 1998.

Precisamente, en este gobierno formó parte la economista Rebeca Grynspan, quien asumirá el próximo 1 de abril la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), sucediendo al uruguayo Enrique Iglesias García, que ha desempeñado esa función desde 2005.

Grynspan (San José, 1955)  ha sido los últimos cuatro años una de las principales figuras del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), cargo desde el que ha impulsado una serie de programas y políticas sociales. Además, hasta ahora era secretaria general adjunta de la ONU.

La costarricense releva a Iglesias García, que ocupó la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de 1988 a 2005 y que, a sus 83 años, se retira como uno de las personalidades más influyentes de América Latina.