Enlaces Relacionados

  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Próximo álbum

Hamas e Israel: no se dejen arrastrar por la Yihad

Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.

Videos

Próximos álbumes

Dos muertos, múltiples heridos y desaparecidos en explosión de gas en Nueva York

La selección nacional argentina es el último representante latinoamericano

La Infanta Cristina testificó durante más de seis horas ante el juez

Las calles rebalsaron de fanáticos bailando al ritmo de la cumbia y la pollera colora´

Disfruta más imágenes
a tu izquierda