Enlaces Relacionados

  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Gazaq
  • Próximo álbum

Hamas e Israel: no se dejen arrastrar por la Yihad

Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.
Los próximos pasos del movimiento islamista Hamás y de Israel son claves para detener la espiral de violencia que estalló el miércoles en la zona, en un aparente intento de la Yihad Islámica de arrastrar a ambas partes a un nuevo conflicto armado. "Israel considera a Hamás responsable de todo lo que ocurre (en Gaza): es el que ejerce la soberanía y el que debe responder por todo lo que ocurre", declaró un alto mando militar israelí en la zona, que reconoció que en los últimos meses no ve a milicianos de este grupo "participar en acciones terroristas". Para la Yihad Islámica, lanzar cohetes es "un medio excelente para avergonzar a Hamás, con el fin de demostrar que son ellos los que definen la agenda (política) en Gaza, mientras Hamás ha abandonado la yihad y la resistencia (armada) en busca del poder", escribe hoy el experto israelí en asuntos árabes y de Oriente Medio, Avi Isajarov. Organización mucho más pequeña, versátil e ideológica que Hamás, y sobre todo sin responsabilidades de gobierno, la Yihad trata de reavivar la lucha armada y "hace grandes esfuerzos para arrastrar (a ambas partes) a un nuevo conflicto", apelando en esta ocasión a la muerte de tres de sus hombres. Netanyahu debe decidir ahora "si quiere más violencia o seguir el toma y daca habitual con las milicias", subraya el académico.

Videos

Próximos álbumes

Dos muertos, múltiples heridos y desaparecidos en explosión de gas en Nueva York

No importaba la lluvia o la falta de asientos, lo importante era ser parte de la historia.

5 Seconds of Summer tiene desesperados a sus fanáticos sudamericanos

Se escuchan nuevas explosiones en Kiev

Disfruta más imágenes
a tu izquierda