Publicidad

Rodman alaba a Kim Jong Un y aconseja a Obama que lo llame

Dennis Rodman

El excéntrico ex jugador de baloncesto  alaba a Kim Jong Un y aconseja al presidente Barack Obama

- Getty Images

ESTADOS UNIDOS - Una vez más el deporte podría ser la solución que pudiese permitir a Estados Unidos superar los problemas y diferencias que mantiene con Corea del Norte, si el presidente Barack Obama sigue los consejos de la exestrella de la NBA, el excéntrico Dennis Rodman, y hace una llamada de teléfono.

El destinatario de la llamada sería el líder norcoreano Kim Jong Un al que le encanta el deporte del baloncesto al igual que a Obama y ambos podrían comenzar a conocerse mejor y superar el resto de los problemas históricos existentes entre ambos países, incluido el asunto de las armas nucleares.

Al menos eso es lo que piensa Rodman, convertido ahora diplomático, después de haber regresado de una visita que hizo a Corea del Norte para grabar un documental con el equipo de los Globetrotters que se emitirá a través de la cadena HBO.

Rodman en declaraciones al programa dominical "This Week" de la cadena de televisión ABC alabó la personalidad de Kim y dijo que al joven líder norcoreano le encantaba el deporte del baloncesto.

"Yo le dije que a Obama le encanta también el baloncesto. Vamos a empezar por ahí", comentó Rodman, que tuvo la oportunidad de compartir cena con el mandatario norcoreano y su esposa durante su estancia en el país asiático.

La exestrella de la NBA reiteró que Kim quiere que Obama haga una cosa: que lo llame, una acción, que de acuerdo al excéntrico Rodman, cambiaría por completo la visión que se tiene de la hermética y enigmática Corea del Norte.

Rodman ha vuelto "entusiasmado" de su visita a Corea del Norte y más después que se reunió con Kim, que se hizo con el poder en 2011 en sustitución de su padre Kim Jong Il, y al que definió de nuevo como una buena persona, aunque no aprobaba la violación de los derechos humanos que existe en Corea del Norte.

"Para mi es un buen chico. De persona a persona, él es mi amigo, y no apruebo lo que hace", destacó Rodman al valorar el problema de los derechos humanos.

Pero Rodman también declaró que el líder norcoreano le dijo que "no deseaba hacer la guerra".

Sin embargo, todo parece indicar que a nivel oficial en Estados Unidos los comentarios hechos por Rodman no tienen ningún tipo de validez ni realismo.

De hecho, antes que regresase a Estados Unidos, cuando Rodman ya comenzó a hacer declaraciones a favor de la buena imagen de Jong Un, el Departamento de Estado criticó que en la visita el líder de Corea del Norte diera de comer y beber a la exestrella de la NBA mientras sus ciudadanos se mueren de hambre.

También recordó el Departamento de Estado que cuando el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sancionó en enero el lanzamiento de un cohete norcoreano y amplió las sanciones contra el país. Corea del Norte se mostró entonces beligerante contra Estados Unidos y prometió usar "la fuerza" antes que las palabras.

Ambos países siguen técnicamente en guerra después de que se enfrentaran en bandos opuestos en la Guerra de Corea, que acabó tras tres años de batalla en una tregua en 1953, pero sin que nunca se firmase un tratado de paz de manera oficial.

Hace dos semanas, Corea del Norte realizó otra polémica prueba nuclear como aviso por la política "hostil" de Estados Unidos hacia el país.

Por su parte, Rodman admitió que tiene previsto regresar de nuevo a Corea del Norte para conocer más sobre lo que realmente está sucediendo.

Publicidad

Publicidad