Publicidad

Un camarero confiesa que grabó vídeo que dañó campaña presidencial de Romney

Mitt Romney

El drástico cambio en el panorama político republicano sucede mientras Mitt Romney enfoca sus esfuerzos en enfrentar a Obama, recaudar fondos para la batalla que le espera y reconciliarse con un dividido Partido Republicano.

- Getty Images

WASHINGTON, DC - Un camarero asegura que fue él quien grabó el vídeo secreto en mayo de 2012 que acabó sepultando la campaña electoral del entonces candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, informó hoy el diario The Huffington Post.

El camarero ofrecerá esta noche su primera entrevista a un programa de la cadena televisiva MSNBC y el diario aceptó no identificarlo públicamente hasta después de su difusión.

La entrevista con el camarero será difundida en vísperas de que Romney comparezca ante una conferencia anual de líderes conservadores en Washington, en lo que sería su primer gran discurso tras perder la contienda presidencial frente al mandatario Barack Obama el pasado 6 de noviembre.

En el vídeo secreto, grabado en un evento de recaudación de fondos en Boca Ratón (Florida), en mayo de 2012, pero difundido a mediados de septiembre pasado por la revista Mother Jones, Romney se mofa del "47%" de estadounidenses que apoyaba a Obama,, acusándoles de "creerse víctimas", no pagar impuestos y querer ser mantenidos por el Gobierno.

Según el diario, el camarero había llevado su cámara de vídeo al evento de Romney pensando que el candidato se haría fotos con miembros del personal y decidió grabar los comentarios del político porque, según dijo a MSNBC, sintió "que se lo debía a la gente que no podía estar allí para escuchar lo que él (Romney) verdaderamente pensaba".

"Hay un 47% de la gente que votará por el presidente de todas maneras... hay un 47 % que lo apoya, que dependen del Gobierno, que se creen víctimas, que creen que el Gobierno tiene una responsabilidad de velar por ellos, que creen que tienen derecho a cuidado de salud, comida, vivienda, lo que sea", dijo Romney.

A puerta cerrada, Romney también se refirió a los votantes hispanos, que en EE.UU. tradicionalmente se han decantado más por el partido de Obama, el Demócrata.

En ese sentido, Romney bromeó con referencias a los orígenes de su padre, George Romney, exgobernador de Michigan.

Él "nació en México (...) y, si hubiese nacido de padres mexicanos, yo tendría una mejor oportunidad de ganar esto. Pero desafortunadamente él nació de estadounidenses que vivían en México... claro, lo digo en broma, pero ayudaría ser latino".

El vídeo pronto sirvió de abono en contra de Romney, quien afirmó durante el resto de la contienda que sus declaraciones no fueron "elegantes", aunque no pidió disculpas.

La grabación acaparó titulares dentro y fuera de Estados Unidos y la mayoría de observadores coincidió en que las declaraciones de Romney fueron una herida autoinfligida que reforzó su imagen de líder "desconectado" de las necesidades de la clase media y, en última instancia, contribuyó a su derrota en las urnas en noviembre pasado.

Publicidad

Publicidad