Publicidad

Cuba entrega a EE.UU. a pareja que secuestró a sus dos hijos

Hallan los hermanos Hakken en la Habana, Cuba

Hallan los hermanos Hakken en la Habana, Cuba - Univision

Hallan los hermanos Hakken en la Habana, Cuba

VIDEO:  Hermanos Hakken serán devueltos de Cuba - Univision

Ver videos

MIAMI Florida - Un matrimonio estadounidense acusado de secuestrar a sus dos hijos en Florida y huir a Cuba en una embarcación fue entregado por las autoridades de la isla a EE.UU., que procedió a la detención de la pareja, informó hoy la Policía.

Los padres de los dos niños permanecen en estos momentos detenidos en una cárcel del condado de Hillsborough, en la costa oeste floridana, a la espera de comparecer ante un tribunal para que se les presenten los cargos, indicó a Efe un portavoz de la policía de ese condado.

Los padres, Joshua Michael Hakken, de 36 años, y su esposa, Sharyn Patricia, de 35, así como sus dos hijos menores, Chase Julian y Cole Travis, que estaban bajo custodia de la abuela materna, fueron entregados por Cuba a EE.UU. después de que, sin permiso, los progenitores huyeran con los niños a la isla.

Los niños fueron llevados de la casa de su abuela materna por Hakken, aunque su esposa también participó en el secuestro de Julian y Travis, de tres y cinco años, respectivamente, según la denuncia presentada a la Policía.

El suceso ocurrió en la madrugada del pasado 3 de abril, cuando "Joshua Hakken entró en la vivienda de su suegra y la ató. Luego despertó a los niños, los sacó de la casa en pijama y huyó con ellos en el automóvil de su suegra", agregó la Policía en un comunicado.

Una vez que la mujer logró liberarse de las ataduras llamó a la Policía y denunció el secuestro de los niños. Durante la investigación, los agentes encontraron abandonado el vehículo en el que supuestamente el padre se los llevó.

Los padres utilizaron posteriormente una embarcación de 7,5 metros de eslora, el "Salty Paw", para huir con los niños, de tres y cinco años de edad, a Cuba, donde atracaron en el centro turístico Marina Hemingway, ubicado al oeste de La Habana.

En declaraciones a los medios hoy, los abuelos de los niños expresaron su alivio por tener a sus nietos de vuelta y seguros en Estados Unidos y la emoción de abrazarles en casa.

Al conocerse el secuestro, las autoridades de Luisiana hicieron públicos detalles de los padres y los motivos por los que se les había retirado la custodia de los niños a los padres el año pasado.

Así, explicaron que en junio de 2012 la policía atendió una queja de que la pareja estaba generando alboroto en una habitación de un hotel de Luisiana, donde también estaban los niños y donde posteriormente se encontraron drogas y armas.

Cuando los agentes llegaron notaron un comportamiento raro y, entre otras cosas, el matrimonio explicó que estaban "completando su viaje final" y que estaban atravesando el país para "viajar al Armagedón".

El hombre fue detenido y las autoridades de ese estado sureño se hicieron cargo de la custodia temporal de los niños. Pasado un tiempo, decidieron concedérsela a la abuela materna, residente en Florida.

Sobre el padre pesan nueve cargos por delitos de secuestro, interferencia con la custodia, negligencia infantil y robo de automóvil, entre otros delitos, y su esposa está considerada cómplice.

Las autoridades cubanas comunicaron la presencia de esta familia en Cuba el pasado lunes a la Sección de Intereses de EE.UU. en La Habana y posteriormente al Departamento de Estado en Washington.

En una nota, suscrita por la subdirectora del área de EE.UU. de la Cancillería cubana, Johana Tablada, se indicó que, desde el primer momento, "se intercambiaron notas diplomáticas" y se mantuvo una "comunicación profesional y permanente" entre el Minrex y la Sección de Intereses de EE.UU. a fin de "garantizar la integridad y bienestar de los menores".

Publicidad

Publicidad