Publicidad

Reforma sortea enmienda venenosa en el Senado

Enmiendas venenosas buscan descarrilar la reforma migratoria

VIDEO:  Buscan descarrilar la reforma migratoria - Univision

Ver videos
El senado votó a favor de iniciar el debate sobre la reforma migratoria

VIDEO:  Voto a favor para la reforma migratoria - Univision

Ver videos
Dreamers

VIDEO:  Posible final a la separación de familias - Univision

Ver videos
En el debate sobre una reforma migratoria se juega el futuro de millones de inmigrantes

VIDEO:  En juego el futuro de millones de inmigrantes - Univision

Ver videos
Informe Especial: Voto del Senado sobre la reforma migratoria

VIDEO:  1ra votación sobre proyecto ley migratoria - Univision

Ver videos
¿Tienen los votos necesarios para reforma migratoria?

VIDEO:  ¿Tienen los votos necesarios para reforma? - Univision

Ver videos
Las enmiendas a la reforma migratoria

VIDEO:  Las enmiendas a la reforma migratoria - KTVW

Ver videos
Reforma migratoria decidirá futuro de miles de niños

VIDEO:  Reforma decidirá futuro de miles de niños - KTVW

Ver videos
Documentos necesarios para la reforma migratoria

VIDEO:  Documentos para la reforma migratoria - KTVW

Ver videos

Exigía que antes de abrir el camino a la ciudadanía, el gobierno debía certificar seis meses antes el control efectivo de la frontera


Dos días después que el pleno del Senado abriera el debate de la reforma migratoria, los legisladores rechazaron el jueves, por 57 a 43 votos una enmienda que, en resumen, exigía al Departamento de Seguridad (DHS) certificar el control efectivo de la frontera con México antes de permitir la apertura del camino a la legalización para millones de indocumentados.

Infografía: Dónde está parado el Senado.

La medida fue patrocinada por el senador Chuck Grassley (republicano de Iowa), uno de los detractores del grupo que se opone al anteproyecto S. 744 elaborado por el Grupo de los Ocho y que el Comité Judicial aprobó a finales de mayo.

El rechazo fue la primera votación luego de las disputas ocurridas el miércoles, cuando demócratas y republicanos  no se pudieron de acuerdo en el mecanismo que utilizarán para debatir las enmiendas.

Opine en el foro de reforma migratoria.

Guerra de estrategias

Los demócratas, encabezados por el líder Harry Reid (Nevada), propusieron como fórmula la denominada súper mayoría de 60 sufragios implementada por el líder de la minoría, Mitch McConnell (republicano de Kentucky), que exige un mínimo de 60 votos para aprobar todo.

Los republicanos presionaron para imponer la mayoría simple, 50+1, para aprobar las enmiendas a la reforma migratoria.

El miércoles el pleno intentó votar cinco enmiendas, tres republicanas y dos demócratas. Dos de las propuestas republicanas estaban dirigidas a frenar o aumentar los requisitos para abrir el camino a la legalización de los indocumentados.

Una de ellas fue la enmienda 1195 del senador Grasley derrotada el jueves, que exigía el control total de la frontera durante un lapso de seis meses antes de que los indocumentados que reúnan los requisitos para entrar en el estatus de residente temporal conocido como RPI.

Píldoras venenosas

Otra enmiendas puesta sobre la mesa el jueves fueron la 1197, del senador John Thune (republicano de Dakota del Sur), que requiere que antes de otorgar estatus de RPI a cualquier indocumentado se debe terminar la construcción de 350 millas de doble muro reforzado en la frontera y que antes de otorgar residencia permanente, se deben de haber completado 700 millas del mismo tipo de muro.

También asomó la Enmienda 1228 del senador David Vitter (republicano de Louisiana), que exige la implementación de un  sistema de identificación biométrico en todos los puertos de entrada, más de 300 en todo el país, antes de permitirle a los indocumentados obtener el estatus temporal RPI.

Los demócratas tildan las enmiendas republicanas a la reforma como píldoras venenosas.

Por qué las enmiendas

Grasley, autor de la primera enmienda derrotada en e pleno del Senado, justificó su propuesta como una manera de aumentar la seguridad fronteriza, porque considera -al igual que numerosos conservadores- que el proyecto de ley no lo logra adecuadamente.

"Al leer los detalles del proyecto de ley es claro que el enfoque es legalizar primero, aplicar leyes luego. Mi enmienda cambiaría eso de manera fundamental", dijo.

Los autores del anteproyecto de ley S. 744 (cuatro demócratas y cuatro republicanos) argumentaron que la enmienda de Grasley demoraría indefinidamente el proceso de legalización y votaron para rechazarla.

The Associated Press reportó que se espera que durante la sesión del jueves se sometan a votación otras enmiendas que buscan aumentar los requisitos de seguridad fronteriza que debería cumplir el gobierno estadounidense antes de que los 11 millones de inmigrantes sin papeles puedan iniciar los trámites de su legalización.

Una de las enmiendas en la lista exige la construcción de 700 millas de cerca fronteriza reforzada. Hasta la noche del miércoles habían sido presentadas 61 enmiendas al proyecto de ley, pero se desconoce cuántas serán sometidas a votación.

El proyecto S. 744

El plan de reforma migratoria S. 744 incluye una vía hacia la ciudadanía para indocumentados que demuestren estar en Estados Unidos de manera ininterrumpida desde antes del 31 de diciembre de 2011, carezcan de antecedentes penales, entreguen sus huellas digitales al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), paguen impuestos y cancelen una multa inicial de $500.

Quienes califiquen entrarán en el estado migratorio temporal RPI por espacio de 10 años. Al tiempo de ese plazo podrán gestionar la residencia permanente (green card o tarjeta verde), y tres años más tarde calificarán para tramitar la ciudadanía estadounidense.

Senadores republicanos han advertido que exigirán endurecer la seguridad fronteriza e imponer condiciones más estrictas a quienes intenten legalizar su situación.

Optimismo moderado

Los defensores de la reforma migratoria vaticinan que conseguirán los 60 votos necesarios para aprobarla, pero algunos, entre ellos Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey) y Marco Rubio (republicano de Florida), han señalado que por ahora no tienen asegurados todos los votos, pero confían en que los tendrán cuando llegue el momento de votar en el pleno.

Un estudio hecho por Univision.com reveló que, a la fecha, la reforma migratoria cuenta con 37 votos favorables en el Senado, 8 en contra, 9 no respondieron las llamadas y 46 indecisos.

Con estos datos, se puede entonces anticipar que para aprobar la reforma migratoria (reunir los 60 votos mínimos necesarios) el Grupo de los Ocho necesita barajar varias probabilidades.

Una sería convencer a los 20 demócratas, al independiente y a al menos dos republicanos indecisos. Otra alternativa sería conseguir el apoyo de 10 demócratas, 9 republicanos y un independiente indecisos, además de tres demócratas o republicanos que no contestaron a nuestros llamados.

Un tercer posible escenario es conseguir el respaldo de los 23 republicanos indecisos y olvidarse de los 23 demócratas que no han decidido si votarán a favor o en contra o no contestaron las preguntas de Univision.

Publicidad

Videos

Publicidad