Condenan a una mujer por la muerte de su hijo y ocultarlo en el congelador

Xiomara Rodríguez Flores

Sentenciaron en San Juan a 99 años de prisión a Xiomara Rodríguez Floresr por la muerte de su bebé de cinco meses y meterlo posteriormente en el congelador de su casa

- Univision Radio

SAN JUAN, Puerto Rico - Un juez del Tribunal de San Juan sentenció hoy a 99 años de prisión a una mujer por la muerte de su bebé de cinco meses y meterlo posteriormente en el congelador de su casa en un suceso ocurrido el año pasado.

El juez Harry Massanet Pastrana, de la corte capitalina puertorriqueña, tomó esta decisión después de que Xiomara Rodríguez Flores, de 26 años, reconociera su culpabilidad por un cargo de asesinato y otros dos de maltrato a menores.

Según la investigación, el bebé murió ahogado en su propio vómito después de que la madre lo colocase boca abajo sobre una almohada y se fuese a dormir, molesta por el continuo llanto del menor.

La expareja de la mujer, José Miranda López, también se declaró culpable de un cargo de destrucción de evidencias, por colocar al menor en el congelador de la nevera del hogar que compartían y dos cargos de maltrato a menores.

Sin embargo, la sentencia del hombre, de 43 años, quedó pautada para el 1 de octubre.

La pareja, según la acusación, decidió meter al menor en una bolsa en el congelador de la nevera hasta tomar una decisión sobre qué hacer con el cuerpo.

El jefe de la Policía de Puerto Rico, Héctor Pesquera, aseguró que dos días después de la muerte del bebé la familia organizó en su casa una parrillada a la que invitaron a amistades y vecinos.

Durante la celebración, la pareja, con total normalidad, se acercaba a la nevera donde estaba el cuerpo del bebé para sacar hielo y alimentos.

El macabro hecho se descubrió tras una extraña llamada que hizo la madre del menor a una vecina para decirle que su pareja la mantenía retenida en el domicilio en el que ambos residían.

Cuando la Policía acudió al domicilio encontró el cadáver del bebé en el congelador, dentro de una bolsa de plástico y con las manos atadas.