Suenan tambores de guerra: Jefes militares de diez países reunidos por conflicto sirio

Ataque químico con gas sarín en Siria

Ataque químico con gas sarín en Siria - Univision

Jefes militares de diez países abordan las opciones frente al conflicto sirio

AMMAN, Jordania - Los jefes militares de diez países comenzaron hoy en Jordania una cumbre bajo un estricto secreto para evaluar las opciones disponibles ante el conflicto en Siria y en medio de la polémica por el posible uso de armas químicas.

Fuentes gubernamentales jordanas confirmaron a Efe el inicio del encuentro, que durará dos días y sobre el que apenas han trascendido detalles.

La cita está presidida por el jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, general Martin Dempsey, y su homólogo jordano, general Mishal al Zaben.

Además de EEUU y Jordania, participan los altos mandos militares de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Canadá, Turquía, Arabia Saudí y Catar.

Se espera que mañana se difunda un comunicado con los resultados de la reunión, que se está desarrollando en un lugar por el momento desconocido.

En la agenda destaca el supuesto ataque con armas químicas perpetrado por el régimen sirio a las afueras de Damasco, según denunció el miércoles pasado la oposición, que informó de la muerte de al menos 1.300 personas, aunque otros grupos de activistas han rebajado esa cifra a menos de 400.

Precisamente hoy, la misión de investigadores de la ONU desplazada a Siria se trasladó a estos lugares para investigar tales denuncias tras llegar a un acuerdo con las autoridades sirias, que niegan cualquier responsabilidad en el presunto ataque.

El ministro jordano de Asuntos Exteriores, Naser Yudeh, señaló ayer que ese asunto es una de las prioridades que analizarán los responsables castrenses, si bien descartó que EEUU utilice esa cumbre, preparada desde hace tiempo, para decidir si ataca Siria.

Los comandantes de los diez países están preparando el terreno en un momento en que Reino Unido, Francia y Turquía se han mostrado favorables a una intervención extranjera en Siria, pese a la parálisis del Consejo de Seguridad de la ONU, donde se mantienen los vetos ruso y chino a una resolución contraria a Damasco.

Al respecto, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que los países de Occidente acusan sin pruebas al régimen sirio de Bachar al Asad de emplear armas químicas y criticó las amenazas de acciones militares.

El profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Jordania Fares Fayez apuntó a Efe que el encuentro de Ammán servirá para discutir de manera "muy cuidadosa" las opciones para intervenir en Siria.

"Creo que existe la convicción en el gobierno estadounidense y en Occidente, en general, de que el régimen sirio ha utilizado armas químicas hace un año, pero ahora ha incrementado su dosis, de tal manera que no puede escapar del castigo", afirmó.

El experto dijo tener pocas esperanzas de que los inspectores de la ONU encuentren evidencias del supuesto ataque químico, ya que -a su juicio- las autoridades tardaron en darles permiso y mientras tanto pudieron eliminar cualquier rastro.

"Va a ser complicado para Occidente atacar Siria sin autorización del Consejo de Seguridad, ya que esa conducta pone en peligro la futura cooperación con Rusia", agregó Fayez, consciente de la necesidad que tiene EEUU de desvincularlo de las pasadas guerras en Afganistán e Irak.

Incluso el presidente estadounidense, Barack Obama, ha mostrado sus reservas sobre la posibilidad de atacar Siria sin el consenso del Consejo de Seguridad, pese a que hace un año consideró que el uso de armamento químico era una "línea roja" en el conflicto sirio.

Damasco ya ha advertido de que una intervención extranjera en Siria tendría "graves consecuencias" y podría encender la región.

Ante este panorama incierto y para defenderse de hipotéticas represalias sirias, las tropas jordanas también se están preparando y han reforzado la cooperación con Washington.

Con el consentimiento de Jordania, EEUU tiene 900 soldados y expertos desplegados cerca de la frontera con Siria, además de cazas F-16 y dos baterías de misiles Patriot.

El destacado columnista Fahd Yitan señaló a Efe que el supuesto ataque químico en las inmediaciones de Damasco es considerado "un punto de inflexión en la crisis en Siria", ya que podría implicar una acción militar que la administración de Obama ha tratado por el momento de evitar.

Para Yitan, cualquier operación de EEUU "debilitará las capacidades militares del régimen sirio, lo que contribuirá a lograr un mayor equilibrio en el terreno que beneficie a la oposición".

El especialista añadió que ese escenario puede llevar a Damasco a sentarse a la mesa de negociaciones y aceptar un proceso político que garantice la transición de poder en el país.