El E-Verify gana terreno frente a legalización de indocumentados

Verify

Sistema de vigilancia electrónica.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Cada semana 1,500 nuevos empleadores se inscriben en el programa que verifica el estado migratorio de los trabajadores


La propuesta de ley de reforma migratoria que se debatió en el Senado y cuya discusión continúa en la Cámara de Representantes indica que antes de cualquier legalización de los inmigrantes indocumentados hay condiciones que deben cumplirse, y una de ellas es implementar de forma masiva el E-Verify.

El Sistema Electrónico de Verificación de Elegibilidad de Empleo (E-Verify) es un sistema de bases de datos que compara la información que da una persona en el formulario de Verificación de Autorización de Trabajo I-9 con los datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), los del Departamento de Estado (DOS) y los de la Administración del Seguro Social (SSA), para determinar si está autorizada o no para trabajar en Estados Unidos.

Si por alguna razón el sistema dice que la persona no existe o no está autorizada para trabajar, el empleador tiene que dar oportunidad a la persona de presentar documentos adicionales que prueben que puede trabajar en el país.

De aprobarse la iniciativa S. 744 de reforma migratoria, el E-Verify tendría que implementarse en todo el país en cinco años y será obligatorio.

Significa que será ilegal que un empleador contrate a un extranjero sabiendo que éste no está autorizado para trabajar y si la persona está contratada, será ilegal que continúe trabajando.

Actualmente el uso de este sistema es voluntario.

Los legisladores proponen invertir $1,000 millones para implementarlo. Y hay senadores que apuestan en grande por este sistema, como Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur) quien lo ha calificado como “la clave para reducir la inmigración ilegal”.

Gana terreno

Pero mientras se discute su implementación, el E-Verify gana terreno.

“Hasta agosto de este año teníamos 475,388 empleadores que han firmado un Memorándum de entendimiento (MOU) con el gobierno para usar el sistema y esto representa 1.42  millones de ‘worksites’ (lugares de trabajo) donde hay empleados”, dijo Marilú Cabrera, portavoz de la Oficina de Servicios  de Inmigración y Naturalización (USCIS).

Cabrera destacó que el sistema se encuentra en rápido crecimiento. “Cada semana tenemos como 1,500 nuevos empleadores que empiezan a usar el sistema por primera veza nivel nacional”.

En Illinois 10,267 empleadores han firmado un MOU con el gobierno para usarlo, lo cual representa un promedio de 47,698‘worksites’ (lugares de trabajo) que lo usan, según un reporte del USCIS, del 24 de agosto de 2013.

En Illinois, un total de 344,771 personas pasaron por el sistema E-Verify en el  año fiscal 2011; 380,611 en el 2012 y en lo que va del año fiscal 2013 han pasado 356,765, según  el reporte del USCIS.

“No funciona”

Sin embargo, para Moisés Zavala, vicepresidente del Sindicato de Trabajadores de Comercio y Alimentos (UFCW, por sus siglas en inglés) Local 881, este sistema no funciona.

“Hay ciudadanos estadounidenses que se casan, cambian de apellidos por ejemplo, y cuando pasan por la verificación a la hora de aplicar para un empleo sale que no concuerda el número de Seguro Social con el nombre. Esto es porque el sistema no está actualizado y, pues no es de confiarse”, dijo Zavala.

Pero Cabrera dijo que es importante que la persona sepa que si cambia su estatus migratorio o de nombre, debe actualizar sus datos con la Administración del Seguro Social. “La persona tiene cierta responsabilidad también de tener sus récords vigentes”.

Despidos

Otra crítica que hizo Zavala es que “muchas empresas lo utilizan cuando los trabajadores quieren sindicalizarse o están exigiendo sus derechos”.

Después de contratar a una persona, por ley el empleador tiene tres días para revisar la documentación por medio del E-Verify. Si lo hace después estaría violando la ley.

Por eso es que activistas pro inmigrantes han alegado que algunos empleadores incumplen la ley porque aplican el E-Verify cuando su empleado ya tiene años trabajando, porque éste empieza a reclamar sus derechos o quiere sindicalizarse.

Después de aplicar el E-Verify algunos empleadores  dicen a sus trabajadores -incluso a los que llevan años laborando ahí- que ya no pueden seguir trabajando porque no tienen autorización legal y que recién se han dado cuenta de que la documentación que presentaron era ‘chueca’.

E-Verify en Illinois

Con el fin de frenar los abusos en el uso del E-Verify en Illinois, se aprobó una ley en agosto de 2009.

Marina Faz, directora de legislación y política del UFCW Local 881, señaló que el fin de la ley es que las compañías tomen las precauciones para proteger los derechos de los trabajadores y notifiquen a los empleados del proceso para usar el E-Verify en el estado.

Leone José Bicchieri, director ejecutivo del Chicago Worker’s Collaborative, indicó que  la ley define que el empleador tiene tres días para investigar el estatus migratorio del trabajador.

“Después de esos tres días, yo no tengo por qué volver a abrir otra investigación más. Sin embargo, vemos a veces que si la gente decide defender sus derechos en los lugares de trabajo, muchas veces las compañías, en nuestra opinión ilegalmente, empiezan a re-averiguar el estatus migratorio de la gente”, coincidió Bicchieri.

Temen explotación

Tim Bell, director de organización del Chicago Worker’s Collaborative, opinó que de implementarse el E-Verify con la reforma migratoria, los trabajadores serán más explotados.

“Lo que van a hacer es crear diferentes niveles de empleadores y contratistas  a modo de distanciar a las compañías grandes de las regulaciones y de los reglamentos de programas como E-Verify”, dijo Bell.

Según Bell, el E-Verify está causando que los empleados trabajen más en las sombras y en situaciones cada vez más explotadoras. “Los patrones saben que estas personas no pueden pasar el E-Verify; entonces les pagan de forma diferente, los ponen a trabajar con sueldos bajos y en condiciones más deplorables”.

Bell agregó que “las agencias de trabajo temporal se usan como escudo o son intermediarias para no tener que usar el E-Verify y cuando entran por las agencias temporales a los trabajadores no les pagan beneficios y tampoco hay garantías de trabajo”.

El ‘Self Check’ es un servicio gratuito en línea de E-Verify que permite a los trabajadores comprobar su estado de elegibilidad de empleo. Está disponible en español. www.uscis.gov.

Videos