• Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Egipto baño de sangre
  • Próximo álbum

Caos en Egipto

Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
PiedraEgipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Egipto, posiblemente al borde de una guerra civil, decretó estado de emergencia en todo el país durante un mes, tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias con numerosas víctimas. Los seguidores de Morsi, armados con AK 47 y otras armas largas, tomaron la Biblioteca de Alejandría, entre otros edificios. Dos periodistas murieron, Mick Deane de Sky News y Habiba Ahmed Abelaziz. De XPress, gulf News, hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz, pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi. Adli Mansur, presidente interino, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación. Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo. El Ministerio de Sanidad confirma decenas de muertos y centenares de heridos en distintas provincias de Egipto. Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.
Próximos álbumes

Los escotazos de Premios Juventud que nos hicieron mirar dos veces

Dos muertos, múltiples heridos y desaparecidos en explosión de gas en Nueva York

Fanáticos del equipo argentino se apoderan de las calles para demostrar su orgullo

Mucha alegría por el pase de Brasil a semifinales

Disfruta más imágenes
a tu izquierda